Antes, durante y después del baño de Carmen

¿Cómo vamos amigos?

Mientras pasan las semanas nada slow-mente hasta navidad hoy os queremos “destripar” la reforma que Carmen nos encargó para su baño. Y decimos destripar ya que os vamos a enseñar las entrañas  porque sabemos que estáis acostumbrados al antes y el después de miles de reformas pero…¿ y todo lo que pasa en medio? 

 

EL ANTES

¿De donde partimos?

Un buen día nos llama Carmen y nos pregunta si hacemos reformas chiquititas y respondemos…cómo no! Optimizar, optimizar! 

Y Carmen nos cuenta lo que necesita, quiere actualizar su baño, cambiar la bañera por un plato de ducha lo más accesible posible, porque nuestros cuerpos se hacen mayores que no quiere decir que lo seamos!

 
© emmme studio

© emmme studio

 

Ella es muy natural y sencilla y así le gustan las cosas, que faciliten el día a día, que ayuden a que la ducha de la mañana antes del trabajo sea más apetecible.

Quiere que los útiles de aseo queden ocultos, un buen espejo, un mueble grande en el que quepan muchas cosas y no se vean y que los accesorios se integren de la mejor forma posible.

 

¿En que pensamos cuando proyectamos?

Así que buscamos darle todo lo que pide y quizá dar un pasito más allá basándonos en su personalidad.

- Carmen es sencilla.

 Entonces pensamos cómo hacer algo especial sin que sea evidente o recargado y buscamos el punto del baño en el que hacerlo. Así que decidimos ir al elemento tradicional de acabado que es el azulejo, y jugar con dos tonalidades y el mismo formato que cambia de dirección.¿Cómo es ese juego?

El azulejo de suelo, que se elige más oscuro para disimular pelos y manchas de agua, manda.

Ese mismo color sube por las paredes en las que hay sanitarios mientras que el resto de la pared se cubre con el azulejo claro, como vemos en esta foto.

 
© emmme studio

© emmme studio

 

Además para dar amplitud no se lleva hasta el techo ya que así al sumarle la iluminación se consigue hacer que “flote.”

Para resolver el tema de los accesorios, y que estos pasen desapercibidos, se hacen de obra siguiendo el patrón.

- Carmen es natural.

Así que pensamos como introducir la luz en un baño sin ventana. 

Un foseado perimetral en el que aparece la luz sin saber de dónde viene como si fuese un lucernario, y que se consigue multiplicar al igual que el espacio con un gran espejo.  Y todo va encajando.

 A parte, dos pequeños focos orientables para la zona del lavabo, que como ya os hemos contado en otras ocasiones llamamos  “luz de trabajo”.

 
© emmme studio

© emmme studio

 

- Carmen piensa en su presente y su futuro.

Y por eso se cambia la bañera por el plato de ducha, el color de la baldosa continúa, pero en este caso se usa un mosaico para aumentar  la adherencia y evitar resbalones. La ducha queda al mismo nivel que el resto del suelo, es decir no hay escalón. Además, la mampara no tiene perfilería en la parte inferior.

 
© emmme studio

© emmme studio

 

La parte más complicada es conseguir darle cierta pendiente al baño (sobre todo cuando son pequeños) para que el agua vaya al desagüe y no se no se convierta en una piscina al ducharnos.

 

EL DURANTE

Ay las reformas las reformas! ¿Las montañas rusas no te producen ya adrenalina? Encárgate tú mismo de una reforma! A nosotras nos encantan.  Está claro que un traje a medida siempre nos va a sentar mejor que uno estándar pero… ¿sabemos que implica ese traje a medida? (os hablaremos de ello en el post de la siguiente semana).

 

Carmen decide dejarlo en nuestras manos.

En obra hay que controlar muy bien los tiempos, coordinar las actividades, los proveedores, los plazos.

Si te vas a encargar de tu propia obra ten en cuenta que si no llevas un calendario al dedillo se puede alargar muuuucho y además multiplicar el presupuesto.

Este es el calendario de actividades en la reforma de un baño:

1. Diseño y planificación.

2.Compra de materiales y localización de proveedores/oficios.

3. Comparación y elección en función de presupuestos y calidades.

4.Obra:

- Desescombro.

- Modificar las instalaciones (saneamiento, agua, calefacción, electricidad).

- Preparar los paramentos.

- Alicatar, solar y cerrar falso techo (teniendo en cuenta tiempos de secado).

- Mediciones para elementos a medida como la mampara.

- Pintar.

- Colocar sanitarios,  mobiliario, luminarias y elementos a medida.

-Limpiar y rematar.

Y todo esto dependiendo de la planificación puede llevar un par de semanas o meses.

 
© emmme studio

© emmme studio

 


EL DESPUÉS

Y este es el resultado final en el que  a Carmen solo queda disfrutar de su nuevo baño, que está pensado por y para ella.

 
© emmme studio

© emmme studio

© emmme studio

© emmme studio

© emmme studio

© emmme studio

© emmme studio

© emmme studio

 

¿Qué os ha parecido?

el equipo emmme