la pareja perfecta

Buenos días!

Hoy volvemos a la carga con el blog para enseñaros lo que, para nosotras, es una de las mejores combinaciones en acabados y materiales para interiores: BLANCO Y MADERA

 
 

El blanco multiplica la luz, hace que nos sintamos alegres y despejados. Es especialmente recomendable en espacios con ventanas pequeñas o poca luz por la amplitud que proporciona. La madera aporta el toque de calidez y frescura. Además a este material se le tilda de "vivo", es decir, refleja el paso del tiempo consiguiendo dar a los espacios alma e historia.

Esta pareja de triunfadores ha sido utilizada desde siempre por la arquitectura japonesa como base para el diseño, dando lugar a unos espacios que respiran calma y tranquilidad e invitan a la relajación.

En la actualidad estamos habituados a verlos en viviendas pero su uso cada vez está más extendiendo a otros ámbitos como los espacios de trabajo. La sensación que producen estos materiales hace que que la experiencia de "vivir" los nuevos espacios sea muy diferente a la que teníamos en los tradicionales.

Blanco y madera suelen ir de la mano de diseños sencillos y limpios, que consiguen enfatizar las cualidades de las que os hemos hablado. Además este tipo de diseños forman una base neutra que es capaz de soportar objetos personales de lo más variopintos. Así que si eres de los que acumulan millones de recuerdos de viajes, libros, vivencias, no dudes que pueden ser tus mejores aliados.

¿Os gusta tanto como a nosotras la madera y el blanco?

Si queréis ver el proyecto completo que hicimos en blanco y madera para un mini piso pinchad AQUÍ y nos encantaría que nos dijeseis que os parece :)

¡Buen día y buena semana!

el equipo emmme