esos locos bajitos

Buenos días  y buen comienzo de semana slows!

Como os comentamos el viernes, en la entrada de hoy queremos hablaros de espacios para niños dentro del hogar, dulce hogar.

Hay veces que nos compramos una casa y la decoramos pensando que los niños vendrán dentro de muchos años pero… ay amigos! ¿Qué pasa cuando  de repente están aquí? Ya no hay marcha atrás!

¡No solo nuestras vidas se transforman sino nuestros hogares!

 
 

Los niños tienen miiiiiles de juguetes, ropa, accesorios…nosotras no estamos a favor ni del “menos es más” simple y 'pelao' ni del  exceso, es decir, como os contamos en nuestra filosofía creemos en el punto justo y el gasto útil.

Además creemos que los espacios deben ser fácil y rápidamente  adaptables a las diferentes etapas de la infancia ya que los niños crecen muy deprisa (que digo yo, si todo el mundo dice lo mismo no es que sea deprisa es que es el ritmo de hacerlo ¿no?) En fin, más de lo que nuestros  corazones y bolsillos querrían, así que pensar en soluciones versátiles nos ayudará a ahorrar dinero en un futuro y como extra a hacer un consumo responsable que no solo de reciclar vive la ecología.

El mundo infantil es tan amplio como los colores, pero hoy queremos proponeros una serie de ideas sencillas y low cost para llenar vuestras casas de alegría sin olvidar la funcionalidad y las necesidades de pequeños y grandes.

Como regla general, cuando no disponemos de un gran prepuesto algo que siempre funciona es una base neutra que los niños llenarán de color con sus “trastos”, pinturas e imaginación.

 
 

Analizando las necesidades que un espacio para los peques tiene os proponemos tres áreas imprescindibles que los más peques puedan identificar y que os ayudará a no volveros locos entre la gran cantidad de cosas que se pueden hacer:

-Zona de calma, que incluye un lugar para dormir, un rincón de lectura, deberes…

Zona de juego, un espacio que ayude a desarrollar la imaginación, que el niño sienta como propio, donde poder crear y ser libres.

 
fuente

fuente

 

-Zona de almacenaje, tanto por los padres como por los niños, tu estarás contento/a con la casa en orden y ellos aprenderán a ser ordenados desde pequeños, (que de mayores ya no tiene solución ;) )

A continuación os vamos a intentar “inspirar” con elementos que o bien su coste no es elevado o bien podéis hacer vosotros mismos con un poquito de tiempo y paciencia.

Hola cajas!  Adiós desorden! Estanterías, cajones…solo hay que tener un poco de gusto para combinar los colores o bien dejarlas al natural. Y si nos vamos a algo más convencional, no hay nada como las kallax  de Ikea, vamos las expedit  de toda la vida, para tenerlo todo en sus sitio.

 

Los cojines! Esos grandes aliados! Nos pueden ayudar a crear zonas de calma y juegos, son baratos, transportables y lo más importante lavables. Un buen montón de cojines en los que los niños pueden o bien descansar o bien inventar cientos de mundos.

 

Las guirnaldas son faciliiiisimas de hacer, las hay de mil colores y maneras  y pueden cambiar el aspecto de una pared en unos instantes. Además cuando tus hijos crezcan las puedes usar para las fiestas de cumpleaños.

Los vinilos y los papeles pintados son otra solución para convertir una habitación en un lugar diferente. Hay miles en internet, aunque también podéis diseñarlo vosotros y llevarlo a una imprenta. Sirven para zonificar y decorar. Otra opción incluso más económica puede ser el washi-tape, sobre el que otro día os contaremos más cosas.

Una pizarra! La habitación puede tener cada día un aire diferente, ayuda a desarrollar la creatividad de los niños y más adelante puede ser una buena opción para ayudarles con los deberes. Nosotras nos decantamos por la pintura pizarra ya que el día de mañana para hacerla “desaparecer” solo tendréis que pintar encima.

 
 

Los móviles fabricados en casa, incluso con ayuda de los pequeños, sirven también para crear nuevos mundos y favorecer el desarrollo intelectual.

La iluminación es un punto fuerte que nos permite crear espacios e ilusiones.

Los tipis están super de moda y además son una forma sencilla y económica de crear un escondite para los más pequeños. Tres palos y una sábana serán suficientes para generar este sitio de juego  y porqué no, de largas siestas ;)

Ay las alfombras! Como les gusta a los niños estar en el suelo! Nos ayudan a zonificar y a evitar catarros y las hay tan bonitas y sencillas de hacer como estas de trapillo.

O estas otras tan originales.

 
fuente

fuente

 

Podríamos seguir con un sinfín de ideas pero creemos que es suficiente por hoy! Pero si queréis ver más podéis entrar en nuestro tablero de Pinterest de inspiración infantil y allí encontraréis mucho más.

Aún no hemos tenido la suerte de diseñar uno de estos espacios así que ¡creced y multiplicaos! que estamos deseando hacer de los cuartos de vuestros peques un lugar único ;)

Que tengáis una graaan semana!

el equipo emmme