m_emmme studio logo.png

Estudio de arquitectura de interiores y diseño basado en el slow design. 

TÚ ERES NUESTRO PROTAGONISTA


Cómo y por qué: La cocina de Pablo y Esther

Cómo y por qué: La cocina de Pablo y Esther

 

Que emoción! Primer post del año en el blog y queríamos inaugurar este 2015 con el proyecto que desencadenó esta aventura, ¿qué nunca os hemos contado como comenzamos? Eso da para otros tres posts...

Después de tantos meses de trabajo, y pensaréis… pero hombre! Si eso es sólo una cocina! En la tienda te la hacen en un ratito! Pero no amigos no, ésta no es una cocina cualquiera, es una cocina slow.

Pablo y Esther, sus afortunados dueños, nos llamaron hace unos meses interesados en el diseño slow y en cómo funciona el proceso, después de varios encuentros con buen jamón y aceitunas de por medio, comenzamos la aventura de este proyecto peculiar.

 
© emmme studio

© emmme studio

© emmme studio

© emmme studio

 

La primera vez que hablamos con ellos, sus ideas sobre cómo se imaginaban su futura cocina parecían estar, a priori, muy lejos la una de la otra. En resumen, Pablo quería una cocina roja, Esther una cocina blanca.

Fuimos acercando posturas con ideas nuevas, basadas en ellos, pero enfocadas hacia un nuevo camino intermedio que descubrimos colaborando juntos.

¿Qué buscaban?

Una cocina luminosa, con espacio para los amigos, con diferentes ambientes en función de la actividad, espaciosa y cómoda y algo que fuese el  rincón de elaboraciones secretas de Pablo fueron a grandes rasgos las conclusiones que sacamos. Os vamos a ir enseñando que hicimos para conseguir cumplir sus ‘imprescindibles’  y además ir un poquito más allá.

La distribución

Cuando conocimos el espacio vimos que tanto por la luz como por la situación de tomas, lo más adecuado era una cocina organizada en dos bloques: una zona de trabajo perimetral a modo de península (requisito indispensable de Pablo) para cocinar/lavar/experimentar y una columna lateral de electrodomésticos.

Esta forma de distribución dio lugar a un área social que cuenta con una barra de desayunos y espacio para que los amigos se tomen unos aperitivos mientras los anfitriones acaban de preparar suculentos manjares. ;)

 
© emmme studio

© emmme studio

 

El resultado fue una cocina espaciosa, muy funcional, con las actividades propias de la cocina muy bien relacionadas. Todo tiene su espacio justo y útil.

Para resaltar aún más la sensación de espacialidad los muebles no llegan hasta el techo sino hasta el nivel de las puertas consiguiendo así que el espacio “fluya y continúe”.

 
© emmme studio

© emmme studio

 

Los materiales

La  combinación entre la calidez de la madera (roble ahumado), la pureza del blanco mate y el contraste del negro brillo ha resultado ser el gran acierto de este proyecto.

 
© emmme studio

© emmme studio

 

Además, la idea de proyecto es el juego de enmarcar los elementos altos con unos arcos de madera que consiguen llenar el espacio de coherencia y elegancia.

Este mismo juego se ha seguido en la península, pero, en este caso, siendo el blanco quien rodea a la madera.

 
© emmme studio

© emmme studio

 

La iluminación

La iluminación es otro de los puntos fuertes de esta maravillosa cocina, y no porque la hayamos hecho nosotras, ¡a todo el mundo le encanta!

Pablo y Esther querían tener la posibilidad de crear diferentes ambientes así que… ¡manos a la obra!

1. Hay  una iluminación general a base de downlight que aportan la base lumínica del espacio. Ésta sería la luz del día a día.

 
© emmme studio

© emmme studio

 

2. Para cuando necesiten luz más específica para cocinar, alargamos el foseado de la ventana y en su interior colocamos focos dirigibles de luz fría.

 
© emmme studio

© emmme studio

 

La luces situadas en la campana escultórica que eligió Pablo, y que no podemos dejar de mirar, completan este ambiente de trabajo.

 
© emmme studio

© emmme studio

 

Para crear un ambiente más íntimo hemos iluminado con luz cálida la zona superior de los muebles, creando una sensación más relajada, como para tomarse un vinito.

 
© emmme studio

© emmme studio

 

Para hablaros del último elemento de iluminación tenemos que contaros primero el punto estrella:

El armario lab

A los propietarios les encanta viajar y cocinar, así que de los numerosos países que han visitado han aprendido distintas técnicas. Nos transmitieron que les gustaría poder “experimentar” en su cocina así que…

¡creamos un mueble al que bautizamos como el “armario lab”!

Un lugar donde almacenar instrumentos peculiares y elaborar “experimentos culinarios” y por qué no, algún que otro coctel.

4. Pero es que, además, este armario “brilla con luz propia” ya que toda la parte trasera esta retroiluminada y los dueños pueden cambiar el color a su antojo con un mando a distancia.

 
© emmme studio

© emmme studio

 

¡Una cocina completa para ofrecer a sus comensales todo un espectáculo de luz y sabor!

 
© emmme studio

© emmme studio

© emmme studio

© emmme studio

© emmme studio

© emmme studio

 

¿Qué os ha parecido? ¿Nos invitas a diseñar tu cocina?

 

el equipo de emmme studio

hablando con: maría garcía - ibáñez

hablando con: maría garcía - ibáñez

Bye-bye 2014, ha sido un placer!

Bye-bye 2014, ha sido un placer!