50 maneras de slowizar tu casa - Capítulo 2 - Cocina

Buenos días slowers!

Seguimos con la guía para slowizar tu casa, esta vez, nos centraremos en el espacio destinado a cocinar.

Pero antes de dar las claves del éxito, vamos a aprovechar la ocasión, aunque nuestros más fieles seguidores ya os sabéis esta lección, para explicar qué es eso del slow food.

Este movimiento surge en contraposición a la comida rápida, a los alimentos procesados y, en definitiva, para evitar que comer sea poco más que una parada para repostar.

En Elogio a la lentitud, Carl Honore pone como ejemplo a los Supersónicos (serie americana de dibujos animados). Son una familia tradicional del futuro que se alimenta a base de píldoras sintéticas que surgen de una máquina dispensadora.

A nosotras nos recuerda mas bien, a Violet, un personaje del libro Charlie y la fábrica de Chocolate (Roal Dahl) la cual comete el error de probar un invento de Willy Wonka. Un chicle que contiene una comida de tres platos!

El movimiento del Slow Food, no aspira a que las comidas se alarguen hasta el infinito. Simplemente que, si es posible, usemos alimentos cultivados en las cercanías de donde vivimos, que lo cocinemos a fuego lento y los saboreemos a un ritmo más calmado.

¿Qué os ha sobrado un poco? ¡Pues al congelador!

fuente - versionado por emmmestudio

fuente - versionado por emmmestudio

Hasta aquí los (bri)consejos sobre cómo slowizar vuestra cocina, ahorrando un dinerito en el camino y, además, ayudando con ello al medio ambiente.

¡Feliz Miércoles Slowers!

Si quieres leer el primer capítulo pincha aquí

-----Y le deseamos un FELIZ CUMPLEAÑOS a una seguidora slower MUY especial-----