Tres locales de comida que son slow sin saberlo

Pero ya os vamos a contar nosotras por qué lo son ;)

Muchas veces hablamos del slow como algo abstracto, hoy queremos enseñaros como esta filosofía se hace realidad en las siguientes marcas. Hay algo intangible en estos espacios que hace que no queramos salir de ellos, algo que los impregna. Esto se consigue con la suma de pequeños detalles que apuestan por el bienestar.

¿Conocéis algún espacio así? Ahí van  tres de  nuestros favoritos:

 

FEDERAL CAFÉ MADRID

Federal es uno de esos sitios que según entras sabes que vas a encontrar lo que estás buscando, ayuda a evadirse y a poder estar en dos sitios a la vez. Da igual la hora del día, da igual el continente del que vengas (o al que quieras trasladarte).

Desde sus productos frescos orgánicos hasta la elección de los colores, todo está tratado con el mismo mimo y respeto. Es un sitio en el que todo combina; ambiente, comida, trato, interiorismo, marca…

Entras y se para el tiempo. Pero lo mejor, lo que más nos atrapa es que no es solo que entres, sino que el espacio sale. Unos grandes ventanales a la Plaza de las Comendadoras con un mobiliario versátil que nos permite estas fuera, como si estuviésemos dentro.

Os hablamos del de Madrid pero los dos primeros están en  Barcelona y respiran el mismo aire. Los proyectos de la arquitecta Barbara Appolloni son un gusto para los sentidos.

PD: ¡No os perdáis su brunch!

PANIC PANADERÍA

Y sin movernos de Conde Duque y de camino a casa no podéis iros sin llevaros el pan de Panic para la cena.

¿Por qué es uno de nuestros sitios slow? Pues no solo porque  el pan sabe a pan, sino que su marca es muy pura, sin aditivos, auténtica.

Una de las cosas que han sabido hacer muy bien es el… ¡mmmm olor a pan recién hecho!, ¿hay algo más slow? Ya lo hemos hablado en alguno de nuestros posts pero el olfato es un muy poderoso y no deberíamos descuidarlo a la hora de crear identidad. Las grandes marcas tienen su propio perfume, mirad Chanel nº5. Necesitamos que nuestra marca entre en el consumidor por cada uno de los  cinco sentidos.

Otro gran punto a su favor es que la “trastienda” esté vista, es decir, no ocultan nada, todo está al natural.

Su gráfica además es limpia y fresca, casi tanto como su pan.

PICSA

¿Se está notando mucho que nos gusta andar siempre con las manos en la masa?

El último sitio del top 3 de hoy es Picsa, la pizzería argentina que lleva ya un añito entre nosotros.

Quizá sea el espacio más industrial de las tres (a nosotras nos recuerda a los mercados que había cuando éramos niños) y es una clara demostración de que con muy poco se puede conseguir mucho. 

Azulejos cuadrados blancos con una junta negra, suelo en los mismos tonos, lámparas de importación alemana y el toque de color en sillas y taburetes azul celeste (belgas), y como no un gran horno de leña (al que le dan de comer encina)  en el que podemos ver directamente como cocinan.

Una vez que pruebas las 'picsas' estás perdido: su masa esponjosa y crujiente, las combinación tan extravagantes pero deliciosas... ¡Una locura!

En resumen, el factor común que tienen estos tres espacios slow es que son sitios auténticos, sencillos que hablan de lo que pasan en su interior y son vivibles. Espacios que tratan al mismo nivel sus platos que su interiorismo. 

¿Deseando ir? ;)

 

Buen día y buena semana!

El equipo emmme