hablando con: bocanada creativa

Este mes os presentamos a dos chicas que tuvimos la suerte de conocer en los talleres de diseño slow que dimos en Muestra Ciudad. 

Bocanada Creativa, son Sara y Cristina.

Pero, además, es un espacio de coworking, el primero en  Zamora, en el que también se imparten cursos y talleres dirigidos a todas las edades. Y últimamente también se han atrevido con el mundo de la impresión y el corte CNC.

Nos tomamos la libertad de copiar un texto de su página web, en el que creemos que se refleja claramente qué es Bocanada y cómo son Cristina y Sara, y la energía brutal que transmiten:

Bocanada es la necesidad de movimiento. Es la capacidad de expresar, la necesidad de actuar. Es un día a día en la vida de un atrevido y en la de un cauteloso. Es entusiasmo, es afán. Son ganas de coger aire para después abrir la boca y no dejar de gritar. Es un ¡aquí estamos! Es un ¡hemos venido y para quedarnos! Es diversión mezclada con emoción y ganas de faena. Es batalla. Es investigación. Es ganas de indagar y recorrer. Ganas de compartir, ganas de participar.

Con esta motivación, ¿vamos a conocerlas no?

 

1. Un poco sobre vosotras

Dos PEQUEÑAS piezas complementarias que se unen para gritar, reír, saltar, llorar y crecer.

 
 

2. Definid vuestro último proyecto en 3 palabras

Pasión + Vital + Valiente

3. Una imagen con estilo

 
 

4. Design heroe o vuestro diseñador/blogger de referencia

Isidro Ferrer

5. Una revista, una web o un blog interesante

Experimenta

6. Un lugar especial (imprescindible de visitar)

San Antonio Do Corveiro (Cedeira)

7. Una anécdota graciosa

Meternos en la marabunda de Madrid con una tremenda furgoneta en busca de viejos tesoros para crear Bocanada.

Teníamos la sensación de ser gitanillas perdidas en la capital.

8. Esa canción que os anima por las mañanas

Carbón y ramas secas - Manolo García

 
 

9. Un viaje pendiente

Al Caribe a hacer submarinismo (con pulserita)

10. Un pequeño gran placer que os haga feliz

Beber cerveza

11. ¿Qué nos preguntaríais a nosotras?

¿Cómo conseguís transmitir esa unidad, esa sensación de complementariedad en el trabajo?

Sinceramente no éramos conscientes de ello en un principio, nos unió la ilusión y un objetivo común. Pero, poco a poco, hemos ido descubriendo que cada una tiene un talento especial, que complementa al de las otras. 

emmme studio no sería emmme studio: sin la imaginación y las historias increíbles de Ana, el optimismo y los mimos de Lara o la organización y los chascarrillos de Nahia.

La clave está en que no nos quedamos ahí, sino que, día a día, seguimos aprendiendo las unas de las otras. Estamos en modo esponja 24/7.

¡Muchísimas gracias, Cristina y Sara, por la entrevista! 

el equipo emmme