La vida slow, la vida mejor: 5 embajadores de la filosofía slow

¡Que levante la mano quien a estas alturas no haya oído hablar del slow!

La verdad es que tenemos que confesar que estamos contentas de que cada vez haya más bloguers, artesanos y emprendedores que sigen esta filosofía. Muy felicianas porque que se hable de esta corriente y se ponga en práctica, porque eso quiere decir que cada vez somos más los que nos hemos dado cuenta de sus beneficios y es más fácil que llegue a más y más personas. Pero además de ponernos contentas, esto hace que nos reafirmemos en que cuando empezamos esta aventura y no se oía hablar mucho de ello estábamos en lo cierto. Eso no quita que a veces nos entre el canguelo porque las modas pasan y creemos que esta corriente no debería tener caducidad, porque no habla de estilos ni de tendencias, habla de personas.

Hoy queremos hablaros de algunas de estas personas a las que seguimos a través de sus blogs,  y que consideramos slow y, aunque no lo lleven en los apellidos muchas veces, lo llevan en la esencia. Disfrutamos leyéndolas, viendo sus imágenes y respirándolas profundo cada vez que nos perdemos en sus 'páginas'. No están todos los que son pero iremos  hablando de ellos poco a poco para que les podáis dedicar tiempo y ganas, ya que nada en exceso es bueno ;)

Muchos de ellos seguro que los conoceréis pero por si acaso se os escapa alguno, aquí van:

1. Lua Nord 

Lua nord es mucho más que una tienda de decoración online: es todo puro amor y no poder dejar de añadir objetos al carrito. Además de todo aquello que María selecciona con mimo, gusto exquisito y ética, diseñan sus propios productos y llevan la filosofía slow a cada rincón de su web y su blog. En ese último su apartado de "en casa de" nos tiene enganchadas; lo pasamos pipa viendo casas reales de personas auténticas.

 
 

2. Olivia The Shop - jabones de cuidado

Paula es otra de esas personas que seguimos desde el silencio hace mucho tiempo, cuando emmme no estaba ni el limbo de lo posible.  Inspiración en estado puro, que nos enseña cosas  como que es tan importante el contenido como el continente, como se puede pasar de la nada al todo, confiando en nuestros orígenes y nuestras raíces. Llevar toda la vida entre aromas; el legado de su padre y la pasión y el trabajo bien hecho le han llevado a ser el referente de la cosmética saludable en este país.  

 
 

3. SlowMov

Son personas que cuentan las historias de otras personas, de gente real con el valor añadido de lo lento y lo bien hecho. Buscan formar comunidad y crear una gran red de movers acercando al producto al consumidor final entre otras muchas cosas. En su espacio de Barcelona lo hacen posible. No lo dudéis si estáis en la Ciudad Condal.

 
 

4. Yorokobu

La primera revista de Yorokobu cayó en nuestras manos por casualidad en el Matadero con un calendario del 2014 en el que en la portada nos veíamos reflejadas y supimos que la necesitaríamos el resto de nuestros días. La sorpresa fue máxima cuando vimos su eslogan take a walk on the slow side. Desde entonces no hay día que no nos resbalemos por sus redes y esperemos calmadamente su edición impresa mensual, que huele a libro, se toca y se siente y te llena de inspiración, novedad y buen humor. Una revista referente para diseñadores (y para aquellos que les gusta la belleza) con alma slow, ¿se puede pedir más?

5. Slow Art Works

Búsqueda de ideas, craft y diseño. Sus proyectos son el claro ejemplo de una forma única de trabajar. Cuando se cuida tanto el proceso y se pone a las personas como centro los resultados nuca fallan.  Se respira naturaleza, frescura, calma y elegancia.

 
 

¿Verdad que te puedes pasar horas paseando por sus webs? ¿Tenéis alguna recomendación para nosotras? Os iremos trayendo más personas a las que seguimos para compartirlo con vosotros y aunque ya los conozcáis, que los recordéis.

Y a nuestros cinco embajadores de hoy, gracias por vuestro trabajo y por compartirlo.

¡Disfrutad del juernes!

El equipo emmme