El armario de Ángela

Ángela buscaba un armario que se adaptase a sus necesidades de almacenaje: maletas, vestidos, abrigos, cinturones, pantalones... y que cambiara con las estaciones.

Necesitaba alguien que le diese una solución a medida y que pensara la forma de uso.

El resultado es un armario organizado por estaciones que estudia el espacio necesario para cada grupo de prendas en función de sus pertenencias.