El baño de Carmen

Carmen se define como una persona sencilla, ordenada y natural.

Buscaba actualizar su baño y convertirlo en accesible.

Necesitaba a alguien que se ocupase de todo pero que se preocupase por sus gustos y necesidades.

El resultado es un baño con una iluminación muy natural y funcional con una ducha a ras de suelo y banco integrado. Se ha jugado en dos tonos con la sencillez de una misma pieza cerámica a la que se le cambia el sentido en un despiece muy cuidado que optimiza material.