El piso de Gonzalo y Eva

Eva se define como una persona sencilla, detallista y hogareña. Gonzalo, en cambio, práctico, ordenado y amante del diseño.

A los dos les gusta compartir momentos en familia y cocinar juntos.

Necesitaban una reforma de un piso antiguo que incluía instalaciones, tabiquería, suelos, cocina y mobiliario, que pudieran permitirse económicamente. Querían mantener el espíritu vintage de la vivienda de la abuela mezclado con elementos nórdicos

Buscaban a alguien que se pudiera encargar de todo y que les diese una solución creativa y muy funcional.

El resultado fue un diseño muy pensado y muy versátil para que el día de mañana pueda ampliarse la familia sin necesidad de nuevas obras.