La cocina de Ana

Ana se autodefine como una persona muy sociable, a la que le encanta viajar y los animales

Buscaba una cocina que fuera el centro de su nuevo hogar. Un sitio en el que poder compartir con todos sus amigos y en el que todo estuviera a su alcance de una forma sencilla y cómoda, pero a la vez espectacular.

Necesitaba ayuda para acabar de definir su estilo y que alguien le asesorase y se encargase de los temas técnicos.

El resultado una cocina con la isla que ella quería, a la que se le suma una "pared viva" que la une con el resto de la casa y que va contando esa vida propia.

Dice de nosotras:

El método me ha gustado porque es personalizado y a medida del cliente. Es fácil seguirlo y tomar decisiones de manera rápida en función de los gustos personales.  Creo que he aprendido muchas cosas y que los campos de posibilidades, de lo que yo imaginaba a lo que realmente se puede hacer, se han ampliado.

Lo que más me ha gustado es haber podido participar activamente en el proceso, aunque menos de lo que me hubiera gustado. Y por supuesto, el resultado final .

El trato con vosotras y vuestra profesionalidad. Sinceramente opino que habéis hecho un trabajo excelente.