El piso de Alicia

 

Alicia es una persona sensible a la que le encanta la música, parte fundamental de su vida y de su casa. 

Necesitaba unir el espacio que ocupaba la antigua cocina con el salón y trasladar está a otra estancia de la vivienda. Además de un lavado de cara del resto de la vivienda y una reforma completa de las instalaciones de electricidad y de la iluminación. 

El resultado es un salón muy espacioso y luminoso con un gran espacio reservado para la música y una cocina muy despejada que gracias al blanco consigue respirar limpieza y orden, además de ser muy funcional.