Espacios masculinos: la decoración -también- es cosa de chicos

¿Y por qué este post?

Creemos que no hay dudas pero por si queda alguna, sí, emmme somos  tres chicas. Y sí, es una pena pero que le vamos a hacer. Se nos nota por más que nos pongamos mocasines saltarines y ocultemos nuestra feminidad con un par de tacos en la obra.

Y como bien nos decís, se nos nota al escribir e incluso al elegir los temas. Pero tenéis razón, a veces os olvidamos un poco así que este post va para ti, hombre que ama la decoración en secreto o que lo grita a los cuatro vientos. Para ti porque, en primer lugar, queremos agradecerte que nos leas a pesar de ser un poco ñoñas y, en segundo lugar, porque queremos decirte que a la hora de elegirnos nos tengas miedo de que seamos chicas, nuestra forma de trabajo al estar centrada en las personas hace que los proyectos tengan la personalidad de sus dueños y que por más que nosotras llevemos vestidos y nos gusten las flores y el color rosa, nuestros-vuestros espacios hablan de vosotros, de quienes sois, de vuestras necesidades y ahí sí que da igual en que aseo entremos en los restaurantes.

Somos chicas, pero estamos rodeadas de chicos y conocemos a la perfección lo que os gusta.Crear espacios más o menos masculinos dependerá de a quien estén destinados.

A partir de ahora intentaremos ser un poco más…masculinas en lo que os enseñamos, pero a la hora de escribir…lo haremos como buenamente podamos siendo chicas.

Nos encanta (corazoncitos rosas alrededor) que nos leáis y que os preocupéis por este mundo y por eso os merecéis que nos esforcemos en ofreceros lo que nos pedís. Y después de esta chapita tan maja que si sois tíos quizá ni hayáis leído ;)  Os dejamos con una serie de mini-consejos a la hora de hacer espacios interiores masculinos para chicos:

1. La primera ley es no perder la parte femenina que hay en ti. Eres un hombretón si, pero un hogar en el que no haya un punto de calidez que lo contrarreste puede hacer que no nos sintamos a gusto.

2. Una de las grandes virtudes de vosotros los chicos  es que soléis ser prácticos, menos es más.  Un espacio masculino tiene que ser fácil de limpiar, libre de objetos que no tengan un uso claro y definido; muerte a las figuritas de porcelana. Y esto nos lleva al punto justo, a contar solo con lo necesario.

3. Los chicos son más atemporales, menos de modas pasajeras, tienen claro lo que les gusta y les da igual que algo se llame nórdico o sabby chic, de hecho muchos os estaréis preguntado que puñetas es eso.Un espacio perfecto para ellos es el que refleje su personalidad, que incluya sus gustos y aficiones.

4. En un espacio para hombres hay que tener en cuenta sus dimensiones, las chicas por lo general somos más "reducidas" y no pensamos en lo incómodo que es que la encimera te quede baja o el sofá pequeño.

5. Por último, asociamos a espacios masculinos materiales puros y con mucha fuerza  como el cuero, la madera, el hierro y colores oscuros como el gris, el marrón, el negro.  Suelen recordarnos al invierno. Las líneas rectas, los estampados geométricos, la fotografía en blanco y negro...refuerzan este caracter pero como ya os advertimos en el punto 1, todo en su justa medida.

 
 

Chicos del otro lado, ¡manifestaos! ¿Hemos acertado aunque sea un poquito? Se aceptan quejas y sugerencias y prometemos por Snopy que os vamos a tener más presentes, palabrita ;) 

Hasta la siguiente, nos vemos.

El equipo emmme