Imperceptibles que hacen que un restaurante sea agradable

¡Buenos días familia slow! Hace unos días hablábamos por redes sociales de la importancia de un buen interiorismo a la hora de elegir restaurante. Por supuesto el tipo de comida es lo que primero miramos para elegir el restaurante, pero después, la parte estética es determinante a la hora de una primera visita, la parte más visual nos hará decantarnos por uno u otro. Pero hoy no venimos a hablaros de esta parte, sino de otra tanto o más importante, imperceptible al ojo humano no arquitecto, jejeje… y que hace que la experiencia del comensal sea positiva o no, o en otras palabras… ¡Qué el cliente vuelva o no vuelva!

 
emmme studio restaurante naturaleza.jpg
 

La experiencia del comensal, de la que hablamos, la dan cosas tan sutiles que a priori no le damos importancia pero que la hora de la valoración global determinan si posicionará el restaurante entre nuestros favoritos o por el contrario no querremos volver allí. Estos puntos claves los vamos a ir desgranando a continuación.

El sonido

Vamos a empezar por la que normalmente es la gran olvidada y para nosotras es una de las más importantes. La Acústica. No me digáis que no habéis estado en locales en los que no oyes lo que te cuenta tu acompañante y en cambio puedes escuchar perfectamente la conversación de tres mesas más allá. Pues todo esto es problema de un mal diseño de acústica. Es muy importante hacer un estudio del número de usuarios, volumen interior y materiales, para determinar reverberaciones y que cantidad y calidad de acabados absorbentes. Con esto podremos tener el control del sonido y la experiencia del usuario mejorará notablemente.

emmme studio restaurante sonido separado.jpg

La calidad del aire interior

Otro de los puntos clave es la renovación del aire. Normalmente cuando estamos dentro de un local no somos conscientes de los olores, pero cuando llegamos a casa, la ropa delata la calidad del aire interior de dónde hemos estado. Y por lo menos para mí es clave a la hora de volver a un restaurante. Además, el aire que se respira en un restaurante tiene que estar limpio y renovado por la salud de los usuarios.

emmme studio restaurante rosa.jpg

La luz

Como siempre decimos la iluminación es clave en cualquier proyecto de interiorismo y no lo va a ser menos, en proyectos de restauración. Porque tan malo es no ver ni lo que estamos comiendo como que haya tanta luz como en un quirófano. Es muy importante saber aprovechar la luz natural, siempre que se posible, utilizar luces de ambiente y puntuales según las zonas y la tipología del restaurante.

emmme studio restaurante luz natural.jpg

La comodidad

Y como siempre decimos, por último, pero no menos importante, la experiencia del usuario debe ser agradable. Y en este punto no solo hablamos del cliente, sino también del trabajador. Porque si el trabajador está cómodo y contento, el cliente se sentirá tratado como si fuera de la familia. En este punto destacamos los recorridos bien diferenciados, para que desde cocinas a sala no se crucen clientes, no haya accidentes innecesarios y no se ralentice el servicio.

emmme studio recorridos.jpg

Hasta aquí las claves, para nosotras más importantes, pero de las que poco se habla a la hora de diseñar el espacio interior de locales de restauración. Para vosotros ¿Qué aspectos destacaríais para poner un restaurante en vuestro TOP 3? Por el contrario, ¿Qué es lo que más os molesta cuando salís a comer fuera? Contadnos vuestra experiencia como usuarios y si estáis penando en darle un aire nuevo a vuestro local o a abrir uno nuevo, ya sabéis que podéis contar con el equipo Emmme.

 

Os mandamos un abrazo muy fuerte y feliz semana.

EL EQUIPO EMMME







*Fuente de fotografías: Pinterest Si sabes el autor de alguna de ellas, escríbenos y estaremos encantadas de nombrarle (o retirarlas en el caso de que así lo quiera).