A de Alfombra

Hola slowers!

¿Qué tal ha ido la cuesta de enero?

Nosotras hemos decidido terminar el mes estrenando esta sección por orden alfabético en la que os escribiremos sobre distintos elementos que podéis encontrar en vuestras casas. Así que, ¡empezamos!

A de Alfombra

Las alfombras son un elemento que casi siempre aparecen en nuestras viviendas porque son capaces transmitir esa sensación de calidez con su tejido. Además, también son capaces de diferenciar ambientes en un mismo espacio. En definitiva, lo que tenemos que tener en cuenta a la hora de elegir la alfombra idónea es, por un lado, el estilo y, por otro, el lugar en el que la vamos a colocar.

En la entrada, que es el sitio más cercano a la calle y seguramente de más tránsito, os recomendamos una de algodón 100% o sintética para que sea fácil de limpiar. Su tamaño no debe cubrir toda la superficie disponible y, si tenemos un mueble, lo mejor es que no la pise. También es importante que para evitar posibles resbalones pongáis una malla antideslizante.

 
entrance rug.jpg
 

En el dormitorio, teniendo en cuenta que es un espacio en el que solemos estar descalzos, lo ideal sería una alfombra más mullida, por ejemplo, de pelo largo. ¿El material? Lana o algodón, lo que más gustoso os resulte al tacto. Podéis colocar una alfombra pequeña a cada lado, o una única alargada presidiendo el final de la cama.

 
bedroom rug.jpg
 

En el salón, es importante que lo combinemos bien con el suelo existente y que no tengamos miedo a mezclar formas, dibujos o materiales distintos (siempre y cuando se mantenga el mismo estilo). El formato de la alfombra lo determinará la distribución de los muebles. Lo ideal es que cubra toda la zona de asientos y, además, sobresalga por cada lado. En cambio, si el sofá está pegado a la pared, con que los asientos pisen con las patas delanteras sería suficiente. En cuanto a colores, os recomendamos que si vuestro salón tiene una base neutra y clara, uséis la alfombra como elemento protagonista. Un estilo Kilim con motivos geométricos, por ejemplo. ¡Veréis qué cambio!

 
livin room rug.jpg
living rug 2.jpg
 

¿Y en el comedor también colocamos alguna? Sí, pero con cuidado. Este es un espacio en el que es indispensable que sea de colores sufridos (para que no se noten posibles manchas de comida/bebida) y, además, que sea fácil de limpiar. La podéis colocar bajo la mesa y que sobresalga unos 75 centímetros del perímetro de la mesa, de manera que las sillas del comedor siempre queden dentro.

 
comedor rug.jpg
 

Esperamos que os haya resultado interesante y que esperéis con ganas lo que tenemos preparado para la letra B!

¡Que tengáis un feliz día!

El equipo de emmme studio